como lavar lana

Como lavar lana  correctamente conservando en perfecto estado tus prendas de vestir.

En este artículo os explico como lavar lana y ropa delicada de lana y/o sus mezclas con otras fibras, sin que se produzca el temido enfieltrado irreversible  ( en realidad un fuerte encogimiento de las fibras de lana, junto con la reorganización general de estructura, en la que cambia la orientación espacial de las  fibras, y también la interacción de las fibras entre sí, y que hace que el tejido pierda sus propiedades y tome una constitución compacta  que nada tiene que ver con su el original) , y que trae como consecuencia la práctica inutilización de las prendas de esta composición.

Con el fin de que se asimilen mejor los conceptos, haremos una breve introducción acerca de la lana, sin extendernos demasiado, ya que esto se tratará en otros artículos del blog.

La lana es una fibra natural de origen animal.

En general todo el mundo sabe dos cosas acerca de la  lana ; que abriga porque es un excelente aislante y que es delicada.

Ambas afirmaciones son ciertas,  y lo son porque la lana o lanas, no son más que los pelos que cubren el cuerpo de las ovejas y también de las cabras ( lana merino y lana de Australia), o bien de otros animales como conejos de la india , de la que se obtiene el muy cotizado cashmere, de alpacas , llamas , guanacos etc, así pues la lana tiene la función de cubrir sus cuerpos como una capa aislante y protectora.

Por consiguiente, todos los tipos de lana  son de origen animal y en consecuencia, están constituidos por estructuras complejas a nivel molecular.

Desde el punto de vista químico la lana está constituida en su mayor parte  por proteínas, es por eso por lo que forma parte del grupo de las denominadas fibras proteínicas junto con la seda y algunas regeneradas.

Por consiguiente, su comportamiento estará relacionado estrechamente con el de las proteínas a nivel general, lo que explica muchas de sus propiedades físicas y químicas.

La lana tiene escamas, como los peces

microfotografia de la lana como lavar lana

Microfotografía de una fibra de lana

Como una imagen ilustra más que mil palabras  a la derecha del texto podéis ver una microfotografía de una fibra de lana en la que se puede apreciar perfectamente la estructura externa, que recuerda a las escamas de pescado y que le confiere una serie de propiedades físicas particulares y especificas.

No es muy difícil imaginar, que si las fibras de lana rozan unas contra otra otras o contra otra superficie, de manera repetida y en determinadas condiciones ambientales ( humedad, ph, temperatura ),  se producirán fuertes cambios en la disposición espacial de las fibras en el seno los hilos que forman el tejido   enredándose unas fibras con otras  y uniéndose mediante enlaces químicos.

Estas condiciones en un caso extremo son las que se dan cuando lavamos al lana en lavadora, y sobre todo cuando no miramos la naturaleza del detergente que empleamos, no tenemos en cuenta el ph, la mezclamos con otras prendas y trabajamos con temperatura alta  con un programa de lavado corriente.

 

 


El enfeltrado, afieltrado o enfieltrado

Si sometemos las prendas de lana a movimientos continuos y de cierta violencia, en un medio en el que exista elevada humedad o directamente en presencia de  agua y a un ph alcalino ( mayor de 7 ) la interacción entre las fibras debida al rozamiento de la prenda consigo misma y con el recipiente que la contiene, es tan fuerte que se dan  incluso  reacciones químicas entre distintas fibras que forman nuevos enlaces químicos entre distintas cadenas, formándose lo que yo llamo el ” gran lío de cables”. Estas uniones son permanentes, por lo que una vez que se produce este fenómeno, ya no hay vuelta atrás.

Lo que se observa a nivel macroscópico, es decir lo que vemos y apreciamos con nuestros ojos , es un encogimiento muy fuerte el tejido o de la prenda junto con una compactación del mismo. En ocasiones este fenómeno es tan intenso que se pierde hasta la práctica desaparición de los hilados en la estructura del tejido , formándose un “fieltro”.

Es el temido afieltrado, enfeltrado o enfieltrado de la lana.

De nuevo y como una imagen vale mas que mil palabras presento  lo que sucede en dos prendas de lana cuando se enfieltran por un tratamiento de lavado incorrecto de las mismas.

Si os pasa esto, no perdáis el tiempo en intentar recuperar la prenda original, porque no lo conseguireis. No es un simple encogimiento, sino que directamente toda la estructura del tejido original se ha destruido y en su lugar ha quedado una masa compacta de fibras fuertemente unidas entre sí.

Como veis en las fotos, el aspecto de la prenda y no solo su tamaño, es completamente diferente, antes y después del lavado incorrecto.

enfeltrado lana como lavar lana

  Afieltrado o Enfieltrado de prendas de lana 

 

Como lavar lana : Los procedimientos correctos.

Como es mi costumbre, antes de escribir un artículo reviso la información disponible en Internet, para no duplicar contenidos, y por desgracia compruebo una vez más que se distribuye mucha información incorrecta, cuando no directamente falsa.

En realidad se escribe demasiado alegremente a veces, por que muchos autores escriben de oídas, o de lo que leen en otros blogs y esto resulta en publicaciones poco rigurosas y sin base técnica y científica alguna.

Una de las afirmaciones que he leído con más asiduidad cuando se habla acerca de como lavar lana, es que ” a la lana no le gusta el agua” y que por lo tanto siempre debe lavarse en seco.  Esto es falso de toda falsedad. A la lana ni le gusta ni le deja de gustar el agua, sino que es la suma de muchos factores la que hace que la lana se deteriore cuando está en medio acuoso.

Otra afirmación igualmente inexacta es que la lana debe lavarse en agua fría porque si no, se estropea. FALSO.

La lana resiste perfectamente el agua caliente, siempre que el pH de esta sea ácido o incluso neutro, de manera que no hagáis caso de este consejo, por que además de no ser verdad, os impedirá que se disuelvan bien las manchas de grasa o de otra naturaleza que pudiera tener.

Si bien la fibra de lana es sumamente delicada y sensible a los tratamientos físico-químicos, uno de los cuales es el lavado otro el secado y otro el planchado (que directamente desaconsejo en la mayoría de los casos), no quiere decir que no pueda lavarse la lana con agua.

La lana soporta muy bien los tratamientos húmedos siempre que se hagan correctamente. De hecho, el teñido de la lana se efectúa en agua a temperaturas cercanas a los 95 ºC , y previamente , todas las lanas se lavan a 60 ºC para eliminar las impurezas, antes de proceder a su procesamiento químico  bien en forma de fibras, o de hilados , o de tejidos y naturalmente su secado y acabado posterior antes de la confección de la prendas de vestir.

El deterioro en cuanto a pérdida de resistencia y encogimiento que experimentan las fibras y por consiguiente tejidos e hilados es muy pequeño.

Lo que sucede es que las condiciones en las que se llevan a cabo el lavado y el teñido son controladas y la maquinaria empleada para ello, es específica ( trenes de lavado, barcas de torniquete, autoclaves etc)  y si no se controlan estas condiciones y tipo de maquinaria, es cuando surgen los problemas.

Hay tres variables químicas y una física que influyen decididamente en el tratamiento húmedo de la lana y en su deterioro o conservación :

  1.  pH del baño. ( El pH debe ser ácido e idealmente igual a 4,4 – 4,7). A medida que aumenta el pH aumenta el ataque a la lana, llegando incluso a destruirla completamente.
  2. Temperatura ( A mayor temperatura, mayor deterioro, no obstante a ph 4,5 se puede trabajar perfectamente hasta los 80 ºC sin causar ningún daño apreciable ni encogimiento)
  3. Naturaleza del detergente. ( De preferencia, utilizaremos un jabón neutro y ecológico como el jabón de Marsella)
  4. Tratamiento mecánico. ( Frote, roces, movimiento) Cuanto mayor sea el movimiento, mayor daño causaremos.  Idealmente, la prenda debería estar quieta y lo que debería moverse es el agua a su través, pero eso no siempre es posible.

Dicho esto, vamos a lo práctico :

Como lavar lana : El lavado manual

El lavado manual de pura lana o lana 100 %, cualquiera que sea el tipo de prenda, jersey, gorro, guantes , chaquetilla , etc  es el más seguro siempre y el único que yo recomiendo, pues pesar de que algunos fabricantes de lavadoras establecen programas para lana en sus lavadoras, yo no los usaría, salvo que  la prenda en cuestión no fuera de lana 100 %, razón por la cual que no voy a explicaros como lavar lana en lavadora en este post.

Si la prenda tiene una composición de mezcla, por ejemplo de lana/algodón ( con porcentaje de algodón como mínimo del 50 %) ó lana acrílico , u otras variantes con poliester , poliamida ,viscosa, acetato , etc podemos pensar en utilizar la lavadora, pero siguiendo unas indicaciones precisas que también os daré en otro artículo.

Si se siguen las indicaciones  a continuación, vuestras prendas quedarán limpias y esponjosas y nunca se afieltrarán ni encogerán.

Procedimiento seguro de lavado de la lana 100 %

Vamos a necesitar :

Preparación del baño :

Lavado

  1. Llena la palangana GRANDE o un lavadero con tapón, con agua a unos 40 – 50 ºC, preferiblemente hacedlo con una jarra o recipiente de volumen conocido, así sabrás cuanta agua hay. Cuanta más agua haya en relación al peso de la prenda mejor ( Esto se llama relación de baño) , de esta manera la prenda flotará libremente y evitaremos los rozamientos al máximo
  2. Añade el jabón ( una cucharadita de las de café colmada, por cada 5 litros de agua aproximadamente). Remueve y disuelve bien.
  3. Añade el ácido cítrico ( una cucharadita de las de café por cada 5 litros de agua).
  4. Sumerge tu prenda de lana en el baño , deja que se humecte bien ( déjala sumergida hasta que no salgan burbujas de aire)
  5. Deja la prenda en remojo sin moverla durante unos 15 minutos.
  6. Saca y mete la prenda del baño varias veces con suavidad, sin estrujar, y sin frotar, repite el procedimiento cada 10 minutos, un par de veces más.
  7. Tira el agua de la palangana, y rellena con agua limpia.
  8. Repite este enjuague un par de veces más.
  9.  Tira el agua del último enjuague.

Suavizado

  1. Pon agua  a unos 30 ºC – 35 ºCde nuevo en la palangana
  2. Añade una cucharadita de ácido cítrico , remueve y disuelve.
  3. Añade el suavizante una cucharadita de las de café por cada 5 litros es suficiente.
  4. Sumerge la prenda.
  5. Déjala en remojo unos 20 minutos
  6. Sácala y métela en el baño unas cuantas veces.
  7. Vacía el agua y no aclares la prenda, se trata de que el suavizante quede en ella

Escurrido y secado

Escurrido/Centrifugado :

El escurrido, en contra de lo que la gente piensa, no es uno de los pasos más críticos en el proceso de lavado de la lana. Una centrifugación en lavadora en condiciones controladas no presenta ningún problema porque la prenda por la fuerza centrífuga quedará pegada a la superficie del tambor y realmente se moverá bastante poco, excepto al principio, cuando el tambor comienza a tomar velocidad. La presión de la fuerza centrífuga en si misma, no causa ningún efecto negativo.

No obstante yo recomiendo que si la prenda no es demasiado gruesa o de pequeño tamaño, como gorros , guantes o similar, una vez terminado el suavizado, se estruje manualmente con suavidad para extraer el agua en exceso y pasamos al secado

Si la prenda es grande y retiene mucha agua, la mejor opción es centrifugar . Todas las lavadoras tienen un programa en el que únicamente centrifugan, o enjuagan un poco antes de centrifugar.

En cualquier caso, yo recomiendo encarecidamente la compra de un juego de bolsas de malla para lavar en lavadora, que nos va a resultar de gran utilidad y va a solucionarnos muchos problemas, no sólo en este caso sino para lavar en lavadora prendas delicadas, como medias y ropa interior y las prendas de media lana. Si hacéis click en el enlace podréis ver y comprar en Amazon un kit que os recomiendo y que es muy económico, alrededor de unos 15 Euros.

Si tienes una bolsa/ malla de ese tipo, simplemente introduce la prenda después de escurrirla un poquito a mano, métela en la bolsa , después en la lavadora y centrifuga a baja velocidad, después extiende tus prendas tal y como indiqué en el párrafo anterior.

Secado

En este punto me detengo para haceros una seria advertencia :

NO SEQUES NUNCA UNA PRENDA DE LANA 100 % EN SECADORA .

Si secas una prenda de lana 100 % en una secadora aunque la metas sola, tienes muchas posibilidades de enfieltrarla parcial ó totalmente. Esto sucede porque en una secadora , tenemos rozamiento contra el tambor, tenemos calor y tenemos humedad. La tormenta perfecta para enfeltrar.

como lavar la lana secado

Secando un Sweter de Lana

Asi que, por muchos cantos de sirena que oigas y  por mucho que te digan, no lo hagas.

Créeme , se de lo que hablo. He visto estropear cientos de prendas a mis clientes industriales por secarlas en tumblers ( secadoras gigantes) a pesar de mis advertencias en ese sentido.

Puede que un día tengas suerte, y salga bien, pero tarde o temprano recogerás un bonito fieltro de dentro de la secadora.

El secado es uno de los puntos más críticos para que las prendas de lana queden en perfecto estado después de un lavado y centrifugado ó estrujado correcto.

Lo más correcto es proceder  a extender la prenda, ya centrifugada ó escurrida, sobre una superficie plana, por ejemplo sobre una mesa, a la que previamente hubiéramos puesto encima una tela limpia o también en la parte superior de un tenderete de interior de los de toda la vida, extendido y sin que cuelgue. Extiende tu prenda y déjala secar de manera natural o si quieres acelerar el secado, ponle un ventilador enfrente, tampoco apliques secadores.

El aire caliente en si mismo no es ningún problema, pero si la distribución de temperaturas en la prenda no es homogénea como ocurre en un secadero industrial, corres riesgo de deformarla así que mejor no uses el secador. Ya sabemos aquello de visteme despacio, que tengo mucha prisa.

Hay personas que cuelgan los jerséis o sweters en una percha y los dejan secar. Yo personalmente no lo recomiendo, pues a la larga la prenda irá dándose de si, y alargándose. Es decir se irá deformando.

Espero que este artículo os haya servido de ayuda. Está basado en mis conocimientos y mi experiencia profesional como químico textil a lo largo de más de 30 años. Si tenéis preguntas no dudéis en hacerlas en los comentarios.

Y recuerda compartir en redes sociales, si te ha gustado.

!Muchas gracias por la lectura!


Print Friendly, PDF & Email
Tags:
0 Comentarios

Dejar un comentario

CONTACTA CON NOSOTROS

¿Alguna duda?. Contacta con nosotros aqui, y te contestaremos lo antes posible.

Enviando

©2017 Arte y Costura 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account