Como lavar lana  correctamente

En este artículo os explico como lavar lana y ropa delicada de lana y/o sus mezclas con otras fibras, sin que se produzca el temido enfieltrado irreversible  ( en realidad un fuerte encogimiento de las fibras de lana, junto con la reorganización general de estructura, en la que cambia la orientación espacial de las  fibras, y también la interacción de las fibras entre sí, y que hace que el tejido pierda sus propiedades y tome una constitución compacta  que nada tiene que ver con su el original) , y que trae como consecuencia la práctica inutilización de las prendas de esta composición.

Con el fin de que se asimilen mejor los conceptos, haremos una breve introducción acerca de la lana, sin extendernos demasiado, ya que esto se tratará en otros artículos del blog.

La lana es una fibra natural de origen animal.

En general todo el mundo sabe dos cosas acerca de la  lana ; que abriga porque es un excelente aislante y que es delicada.

Ambas afirmaciones son ciertas,  y lo son porque la lana o lanas, no son más que los pelos que cubren el cuerpo de las ovejas y también de las cabras ( lana merino y lana de Australia), o bien de otros animales como conejos de la india , de la que se obtiene el muy cotizado cashmere, de alpacas , llamas , guanacos etc, así pues la lana tiene la función de cubrir sus cuerpos como una capa aislante y protectora.

Por consiguiente, todos los tipos de lana  son de origen animal y en consecuencia, están constituidos por estructuras complejas a nivel molecular.

Desde el punto de vista químico la lana está constituida en su mayor parte  por proteínas, es por eso por lo que forma parte del grupo de las denominadas fibras proteínicas junto con la seda y algunas regeneradas.

Por consiguiente, su comportamiento estará relacionado estrechamente con el de las proteínas a nivel general, lo que explica muchas de sus propiedades físicas y químicas.

La lana tiene escamas, como los peces

microfotografia de la lana como lavar lana

Microfotografía de una fibra de lana

Como una imagen ilustra más que mil palabras  a la derecha del texto podéis ver una microfotografía de una fibra de lana en la que se puede apreciar perfectamente la estructura externa, que recuerda a las escamas de pescado y que le confiere una serie de propiedades físicas particulares y especificas.

No es muy difícil imaginar, que si las fibras de lana rozan unas contra otra otras o contra otra superficie, de manera repetida y en determinadas condiciones ambientales ( humedad, ph, temperatura ),  se producirán fuertes cambios en la disposición espacial de las fibras en el seno los hilos que forman el tejido   enredándose unas fibras con otras  y uniéndose mediante enlaces químicos.

Estas condiciones en un caso extremo son las que se dan cuando lavamos al lana en lavadora, y sobre todo cuando no miramos la naturaleza del detergente que empleamos, no tenemos en cuenta el ph, la mezclamos con otras prendas y trabajamos con temperatura alta  con un programa de lavado corriente.

 

 


El enfeltrado, afieltrado o enfieltrado

Si sometemos las prendas de lana a movimientos continuos y de cierta violencia, en un medio en el que exista elevada humedad o directamente en presencia de  agua y a un ph alcalino ( mayor de 7 ) la interacción entre las fibras debida al rozamiento de la prenda consigo misma y con el recipiente que la contiene, es tan fuerte que se dan  incluso  reacciones químicas entre distintas fibras que forman nuevos enlaces químicos entre distintas cadenas, formándose lo que yo llamo el ” gran lío de cables”. Estas uniones son permanentes, por lo que una vez que se produce este fenómeno, ya no hay vuelta atrás.

Lo que se observa a nivel macroscópico, es decir lo que vemos y apreciamos con nuestros ojos , es un encogimiento muy fuerte el tejido o de la prenda junto con una compactación del mismo. En ocasiones este fenómeno es tan intenso que se pierde hasta la práctica desaparición de los hilados en la estructura del tejido , formándose un “fieltro”.

Es el temido afieltrado, enfeltrado o enfieltrado de la lana.

De nuevo y como una imagen vale mas que mil palabras presento  lo que sucede en dos prendas de lana cuando se enfieltran por un tratamiento de lavado incorrecto de las mismas.

Si os pasa esto, no perdáis el tiempo en intentar recuperar la prenda original, porque no lo conseguireis. No es un simple encogimiento, sino que directamente toda la estructura del tejido original se ha destruido y en su lugar ha quedado una masa compacta de fibras fuertemente unidas entre sí.

Como veis en las fotos, el aspecto de la prenda y no solo su tamaño, es completamente diferente, antes y después del lavado incorrecto.

enfeltrado lana como lavar lana

  Afieltrado o Enfieltrado de prendas de lana 

 

 


Como lavar prendas de lana. Videoblog.

Soy un bloque de texto. Haz clic en el botón Editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTA CON NOSOTROS

¿Alguna duda?. Contacta con nosotros aqui, y te contestaremos lo antes posible.

Enviando

©2018 Arte y Costura 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?